ENTRA EN WWW.MOMENTOSSERRANO.COM
Y DISFRUTA DE NUESTRAS RECETAS
QUIENES SOMOS NUESTROS PRODUCTOS ENCUENTRANOS
DEPORTE & ALIMENTACION
VIVE LA VIDA VIDA SALUDABLE MANTENTE EN FORMA VIDEO RECETAS
PASATE A SERRANO
 
SIGUIENTE ANTERIOR
A DESAYUNAR
¿Existe el desayuno
Conoce la fórmula para cargar las pilas cuando sale el sol
Que el desayuno es la comida más importante
del día es más que un dicho o creencia
popular. Se trata de un hecho contrastado
por diversos estudios que no hacen sino
reafirmar la importancia de romper el ayuno
tras el descanso de la noche y lograr la energía
necesaria para afrontar, con garantías, el día.
SIN PRISAS
¿Qué pasa si no desayuno?
El cerebro, consumidor del 25% de la glucosa del organismo, no recibe la necesaria y, por tanto, no puede funcionar a pleno rendimiento. Decae la energía y la capacidad de concentración, entre otros factores. Por otra parte, si se salta el desayuno, es más fácil engordar. ¿Contradictorio? Tiene una explicación. Un desayuno adecuado sacia y aporta energía. Permite afrontar con fuerza la mañana y llegar al almuerzo sin excesiva hambre. Si el desayuno ha sido inexistente, es habitual consumir alimentos ricos en grasas en la siguiente comida, debido al vacío con el que se llega a ese momento.
Un puzle para
cada persona
Un buen desayuno es como un puzle en el que se combinan las diferentes piezas en busca de la combinación equilibrada. Ten en cuenta que, más allá de las recomendaciones, el desayuno se debe personalizar según las necesidades nutricionales que vienen determinadas por variables como la edad, el estilo de vida o el nivel de actividad. Además, es importante no caer en la monotonía e ir variando en la composición del desayuno. Opta por un desayuno con una buena carga de carbohidratos, superior a la de grasas y proteínas. ¡Que no falten las vitaminas, los minerales y los antioxidantes!
Estas son las piezas con las que debes jugar:
Leche y derivados.

• ¿Qué aportan? Proteínas, calcio y vitaminas (A, D y B12)
• ¿Qué puedo incluir en el desayuno? Leche, yogur, queso, cuajada.
Pan y cereales.
Se recomienda que sean integrales.
• ¿Qué aportan? Carbohidratos de absorción lenta, minerales y vitaminas del grupo B. Si son integrales también aportan fibra.
• ¿Qué puedo incluir en el desayuno? Pan fresco, pan tostado, muesli, cereales (¡cuidado con los azúcares añadidos!), galletas.
Fruta fresca y frutos secos.

• ¿Qué aportan? La fruta aporta hidratos de absorción rápida, agua, minerales, fibra y vitaminas. Los frutos secos Omega 3, proteínas y fibra.
• ¿Qué puedo incluir en el desayuno? Fruta fresca de temporada, fruta asada, frutos secos, zumos naturales.
¿Qué desayuno necesitas hoy?
Si piensas en un desayuno clásico, tu mente te dibuja una imagen con un café con leche, bollería o tostadas y zumo. ¡Puedes permitírtelo! Eso sí, no elijas bollería industrial y, si tu opción son las tostadas, acompáñalas de aceite de oliva y pechuga de pavo.
Se avecina un día duro con mucha actividad física y apuestas por un desayuno con alto aporte calórico. Lácteos, fruta natural, frutos secos y pan o cereales te proporcionarán una correcta combinación.
Tu jornada va a ser light o estás intentando bajar de peso. En este caso, incluye alimentos de los tres grupos (cereales, lácteos y frutas), pero en pequeñas cantidades.
Una versión del desayuno energético, pero con un aporte extra de proteínas que vas a necesitar. ¿Cómo las obtienes? El pavo es una buena opción que, algunos días, puedes sustituir por huevos.
Consejos para un desayuno mejor
Las bondades del café no deben servir de excusa para abusar de él. Modérate y prueba a sustituirlo por otras bebidas que también te aportan la energía que buscas como el té o la malta.
El zumo de naranja en el desayuno es un clásico. Eso sí, ¡que sea natural! Consume pulpa y cámbialo, algunos días, por fruta natural. ¡Ojo, los zumos comerciales no cuenta como fruta!
A la hora de comprar, elige calidad. Una mala mermelada frente a una buena supone estar ante un producto que, en muchos casos, tiene más azúcar que fruta. Tómate tu tiempo en leer la información nutricional del producto para poder optar por el más natural, con menos azúcares y aditivos.
Entre un zumo o un licuado, se aconseja tomar un licuado. En su elaboración, el zumo pierde buena parte de la pulpa y, por tanto, la fibra. En el licuado la fruta se bate entera, con lo que el resultado final se acerca más al de consumir una pieza de fruta fresca.
Un sabroso bocado puede regular tu apetito. Y es que, si incluyes proteína animal magra, como jamón o pollo, en tu desayuno, evitarás llegar con sensación de hambre a la próxima comida. ¡Cuidado con la cantidad, pues nunca debe ser ingrediente principal!
Eres una persona activa y necesitas un desayuno que te garantice tener la gasolina necesaria para la jornada. Sabes que, para tu estilo de vida, el tándem alimentación equilibrada y práctica regular de actividad física es indispensable.

¿Aceptas sugerencias para alegrar tus platos más madrugadores? Nuestras ideas persiguen un objetivo, el de combinar los hidratos de carbono complejos, que serán los principales, y los simples. ¡Y deja atrás los azúcares simples!

Azúcares complejos y simples en un solo plato. ¿Cómo? Mezclando los cereales con miel, por ejemplo, como base para crear tu muesli. Combina diferentes tipos de cereales, frutos secos, pasas, miel,… y tómalo con yogur o con fruta fresca de temporada. ¡Buenísimo!
Acércate a la panadería. Compra un buen pan… trigo molido a la piedra, calabaza o avena puede ser una buena elección. Un chorro de aceite de oliva y las proteínas de alto valor biológico que necesitas. ¿Cómo conseguirlas? Con pechuga de pavo, tortilla o jamón. ¿Qué te apetece hoy?
Desayunar un arroz con leche es posible y saludable. Energía a raudales gracias a un arroz que aporta fibra, hidratos de carbono, vitaminas y minerales. La receta puede variar desde el arroz con leche más tradicional, con canela y limón, a interpretaciones donde entra en juego la fruta o la leche de soja. ¡El límite lo pones tú!

PECHUGA DE PAVO FINAS HIERBAS

 PECHUGA DE PAVO  PECHUGA DE PAVO JAMON COCIDO EXTRA