Warning: include(cuestionario1.php): failed to open stream: No such file or directory in /var/www/htdocs/EsteveDurba/www.pasateaserrano.com/depurate.php on line 59 Warning: include(): Failed opening 'cuestionario1.php' for inclusion (include_path='.:/usr/share/php:/usr/share/pear') in /var/www/htdocs/EsteveDurba/www.pasateaserrano.com/depurate.php on line 59
Warning: include(cuestionario2.php): failed to open stream: No such file or directory in /var/www/htdocs/EsteveDurba/www.pasateaserrano.com/depurate.php on line 64 Warning: include(): Failed opening 'cuestionario2.php' for inclusion (include_path='.:/usr/share/php:/usr/share/pear') in /var/www/htdocs/EsteveDurba/www.pasateaserrano.com/depurate.php on line 64
 
ENTRA EN WWW.MOMENTOSSERRANO.COM
Y DISFRUTA DE NUESTRAS RECETAS
QUIENES SOMOS NUESTROS PRODUCTOS ENCUENTRANOS
DEPORTE & ALIMENTACION
VIVE LA VIDA VIDA SALUDABLE MANTENTE EN FORMA VIDEO RECETAS
PASATE A SERRANO
 
SIGUIENTE ANTERIOR
 
 

Los cambios en nuestra correcta alimentación producen un deterioro para nuestro estado de salud y de bienestar físico y mental. Durante las navidades suelen ser habituales los excesos, las comidas y cenas copiosas y muy ricas en alimentos calóricos y con un contenido graso excesivo. También en el entorno laboral, muchas veces nos vemos obligados a comer fuera y en ocasiones no tenemos a nuestra disposición elecciones saludables y equilibradas. También los viajes suelen ser periodos en los que nuestra alimentación deja mucho que desear (horarios de comidas no habituales, fast food, alimentos que no forman parte de nuestra rutina, exceso de grasas, alcohol, etc.). Todo ello repercute de forma directa en nuestra salud. De este modo, es recomendable afrontar períodos de ‘depuración’ en los que se atenúen estos efectos negativos, desintoxiquemos nuestro organismo y le aportemos los nutrientes y sustancias que ayuden a restablecer un estado de salud óptimo que nos haga sentir mejor.

 
 
 
 
<

Tomar una gran cantidad de verduras, especialmente crudas, o cocinadas con técnicas sencillas (cocción, al vapor, a la plancha, etc.) y frutas, si es posible con la piel. Las verduras y frutas contienen nutrientes como el potasio que ayudan a eliminar y depurar los excesos y sustancias antioxidantes que ayudarán a compensar y contrarrestar muchos tóxicos acumulados con los excesos y pautas alimentarias inapropiadas.

Tomar cereales y sus derivados integrales (arroz, pasta, pan, cereales de desayuno, galletas, etc.).
Elegir carnes con poca grasa pero con un gran contenido en nutrientes (pollo y pavo, la gama de productos Sabrosanos, carne de conejo, embutidos bajos en grasa y enriquecidos en nutrientes, etc.). La carne y los elaborados cárnicos son alimentos necesarios que nos aportan una cantidad de nutrientes importantes, por lo que no deberíamos renunciar a ellos, simplemente deberemos elegir las que tengan un aporte limitado en grasa, colesterol y sal.
Tomar pescados tanto blancos como azules a la plancha, al horno, al vapor o en guisos bajos en grasa.
Los frutos secos aportan energía, grasas de buena calidad y nutrientes antioxidantes.
Tomar alimentos ricos en fibra: cereales integrales, legumbres, frutas y verduras, cocinados con poca grasa y en preparaciones sencillas. La fibra es otro de los elementos que nos harán depurarnos y hacer que nuestro sistema digestivo recobre un estado óptimo.
Evitar las comidas copiosas, con un exceso de grasa y las comidas muy condimentadas y picantes. Moderar el consumo de alimentos ricos en grasas y los dulces.
La mejor bebida es el agua. Tomar 8 vasos al día, combinado con otras bebidas como zumos naturales o caldos. Nuestro cuerpo está formado fundamentalmente por agua (cerca del 60% del peso total). Reponer sus pérdidas diarias es fundamental para equilibrar y depurar el organismo, ya que una importante vía depurativa es la determinada por la eliminación de tóxicos y otras sustancias a través de la orina.
Evitar las bebidas gaseosas, el tabaco y el alcohol tanto en la comida como fuera de estas. Para depurarnos adecuadamente, un buen inicio es intentar limitar los tóxicos que seguimos introduciendo en nuestro organismo.
Realizar comidas pequeñas pero frecuentes a lo largo del día, se recomiendan 5 comidas al día. Otra de las situaciones que dan pie a excesos y a acumulaciones excesivas de tóxicos, grasa, etc., son las comidas excesivamente copiosas y cargadas de energía, por lo que tomar comidas ligeras sin dejar demasiado espacio entre ellas es una norma básica de la depuración.
Hay que tomarse el tiempo suficiente para comer, masticar despacio y de forma completa los alimentos. No sólo es importante lo que se come, sino cómo se hace. Facilitar el acceso a los nutrientes y un correcto funcionamiento de nuestro aparato digestivo depende de ello.
 
 
 

Llevar una vida activa es clave para estar en forma y además para sentirnos bien. Después de periodos de excesos, en los que se han ganado algunos quilos y nos sentimos hinchados y carentes de energía es esencial recobrar el pulso energético depurándonos, optimizando nuestra alimentación e incluyendo actividad física en la vida diaria. Es preciso combinar una vida activa con actividades deportivas de moderada intensidad varias veces a la semana. Por ejemplo actividades como la natación, el ciclismo, el futbol, el tenis, el aerobic, etc., son ideales para mantenerte en forma físicamente, ya que son ejercicios aeróbicos que utilizan los hidratos de carbono almacenados en los músculos y además utilizan las grasas de reserva. Además de físicamente estos ejercicios te benefician mentalmente y así lo confirman numerosos estudios. Si no se dispone de tiempo, se puede realizar actividad física de forma cotidiana caminando en lugar de usar el coche o el transporte público, subiendo las escaleras, etc.

 
 
 
 
 
 

Además de incluir actividad física en tu vida diaria, contrarrestar los excesos cometidos durante ciertas etapas y alimentarse bien, existen otros hábitos que pueden contribuir a sentirse saludable, lleno de energía y renovado por dentro y por fuera. La depuración mental es otro de estos factores. Despejar la mente es importante para que nuestro organismo esté en equilibrio a todos los niveles. Para ello, la meditación, el yoga, el taichí o actividades similares, destinadas a equilibrar la mente y que seamos más conscientes de nuestro propio ser y existencia pueden ser herramientas muy útiles. Por otro lado, la socialización con las personas que te rodean te favorece personalmente. Charlar y compartir experiencias nos distrae, nos enriquece y es una ayuda para ver la vida de otra forma. Aprovechar para compartir el almuerzo, la merienda o la comida del día que más te apetezca con la familia o los amigos. Volviendo a la alimentación, a través de los alimentos también se puede ser positivo. Los diferentes nutrientes potencian la liberación de neurotransmisores en el cerebro. Estos neurotransmisores son sustancias químicas que determinan diferentes emociones y sentimientos de bienestar, seguridad, confianza, etc. Si disminuyen, pueden aparecer los sentimientos contrarios. La serotonina se sintetiza a partir del triptófano, aminoácido presente en algunos alimentos como carnes y pescados, los frutos secos y los lácteos. Junto a otros factores, previene la aparición de sentimientos depresivos. Llevar una vida físicamente activa mejora el estado de ánimo, ya que el ejercicio hace que se liberen endorfinas, sustancias químicas que proporcionan sensación de felicidad y bienestar. Además, tras el ejercicio nos sentimos mejor y más saludables físicamente. Todo ello mejora la autoestima y la confianza en uno mismo.