ENTRA EN WWW.MOMENTOSSERRANO.COM
Y DISFRUTA DE NUESTRAS RECETAS
QUIENES SOMOS NUESTROS PRODUCTOS ENCUENTRANOS
DEPORTE & ALIMENTACION
VIVE LA VIDA VIDA SALUDABLE MANTENTE EN FORMA VIDEO RECETAS
PASATE A SERRANO
 
SIGUIENTE ANTERIOR
EL PAVO ES EL REY
Lejos de su imagen aburrida, el pavo gana posiciones y se convierte en protagonista de una alimentación equilibrada, de sabrosas recetas, de divertidas situaciones… ¡vive su mejor momento!
Bastan unas líneas para convencer a los incrédulos.
El pavo se presenta con esta interesante lista de bondades:

Fuente de proteínas y vitaminas del grupo del complejo B como la B1, B3, B5, B6, biotina, B12 y el ácido fólico.

Aporta minerales como el fósforo, el potasio, el magnesio, el hierro y el cinc.

Es fácilmente digerible.

Tiene un bajo contenido en grasas.

Favorece la estimulación del sistema inmunológico, previene el envejecimiento celular y las enfermedades cardiovasculares.

Refuerza la salud de los huesos, de los músculos, del cabello y del sistema nervioso.

Contiene abundante agua, por lo que favorece la hidratación y, por tanto, la salud de la piel.

¡frases hechas que te acompañan!
Su origen se remonta a los siglos XVI-XVII a la jerga empleada por el hampa. En aquel entonces, los ladrones llamaban pavos a sus víctimas y moco a la cadena del reloj de bolsillo que les quedaba colgando una vez les habían sisado el reloj.

En la actualidad, “no es moco de pavo” se emplea para destacar que algo es realmente valioso y no se debe menospreciar.

La adolescencia se llama edad del pavo porque es una etapa de la vida donde el rubor llega una y otra vez a las mejillas. Por vergüenza, por enamoramiento,… sea como sea, ese tono rojizo se compara con el que tiene el moco de pavo.

Sinónimo de vaguear, se dice que proviene de Andalucía. Entre las diferentes versiones está la que dice que las muchachas desplumaban el pavo o el pollo mientras eran cortejadas. Así, cuando sus familias las llamaban, ellas decían que estaban pelando la pava cuando, en realidad, estaban hablando con su pretendiente o amado.

Junto a estos no faltan otros como “se te ha subido el pavo a la cabeza”, cuando estás diciendo tonterías u otros menos usados como “cuando ya el año caduca, le escuece al pavo la nuca”.

El origen del pavo está en México en la época de los aztecas. Entonces se denominaba guajalote. Ligado al descubrimiento de América, con la llegada de los españoles, estos lo bautizaron como Gallina de Indias.

Ya en el siglo XVI, el pavo llegó a Europa de manos de los jesuitas. Esto provocó que también se denominara “jesuita” al animal.

Con su llegada a Europa, el pavo se convirtió en un alimento exquisito y exótico solo apto para los privilegiados con los bolsillos llenos. Los monarcas y la nobleza eran quienes lo llevaban a su mesa como protagonista de festejos y comidas señaladas como la navideña.
Hoy su posición es muy distinta. Lejos aún de las cifras de consumo del pollo, el pavo sí ha logrado una merecida popularidad ligada a su carácter de alimento saludable: mínimo aporte de grasa y bajo nivel de colesterol. Además, se trata de un producto accesible, versátil y desestacionado.
Pese a atravesar un momento dulce, el pavo sigue luchando contra aquellos que lo etiquetan como soso o aburrido. Estas afirmaciones están muy lejos de la realidad, ya que el pavo admite múltiples maneras de cocinarlo e infinitas formas de presentación.
Horneado y relleno, en ensalada, a la parrilla, a la barbacoa, en bocadillo,… Incorporado a sabrosos platos de pasta o a suculentas sopas… Reinventado en sofisticados sándwiches o macerado para lograr deliciosos muslos asados. Son muchas las alternativas para incorporar el pavo a la alimentación. El límite es la imaginación y el éxito del resultado se basa en conocer bien el producto y cómo tratarlo.
Rellenar el pavo con frutos secos, orejones, pasas o huevo, entre otros, es un clásico que hemos visto en las películas y que, actualmente, sigue ocupando las mesas de Navidad.
Más allá de esos momentos especiales, en la vida diaria se abren paso recetas donde las pechugas de pavo se acompañan de salsa de castañas, los muslos se marinan antes de entrar al horno,… Y se han popularizado platos como el estofado de pavo, el pavo en papillote, los enrollados de pavo en frío, los adobados de pavo o las más jugosas croquetas.
No hay que olvidar el consumo, cada vez mayor, del fiambre de pavo en sus múltiples interpretaciones. Pavo trufado, pechuga de pavo al curry, sabor trufa negra… Pequeñas delicias para el paladar que ganan posiciones gracias a su valor nutricional,

¿qué más se puede pedir?

En MomentosSerrano.com son muchas las recetas que te ofrecemos con el pavo como ingrediente, hoy te recordamos tres firmes candidatos a deliciosos momentos compartidos:
Pechuga de Pavo a las finas hiervas
Pechuga de Pavo al curry y cúrcuma
Pavo con huevo y pistacho
+ INFO