Warning: include(cuestionario1.php): failed to open stream: No such file or directory in /var/www/htdocs/EsteveDurba/www.pasateaserrano.com/silencio_tu_salud_en_juego.php on line 64 Warning: include(): Failed opening 'cuestionario1.php' for inclusion (include_path='.:/usr/share/php:/usr/share/pear') in /var/www/htdocs/EsteveDurba/www.pasateaserrano.com/silencio_tu_salud_en_juego.php on line 64
Warning: include(cuestionario2.php): failed to open stream: No such file or directory in /var/www/htdocs/EsteveDurba/www.pasateaserrano.com/silencio_tu_salud_en_juego.php on line 69 Warning: include(): Failed opening 'cuestionario2.php' for inclusion (include_path='.:/usr/share/php:/usr/share/pear') in /var/www/htdocs/EsteveDurba/www.pasateaserrano.com/silencio_tu_salud_en_juego.php on line 69
 
ENTRA EN WWW.MOMENTOSSERRANO.COM
Y DISFRUTA DE NUESTRAS RECETAS
QUIENES SOMOS NUESTROS PRODUCTOS ENCUENTRANOS
DEPORTE & ALIMENTACION
VIVE LA VIDA VIDA SALUDABLE MANTENTE EN FORMA VIDEO RECETAS
PASATE A SERRANO
 
SIGUIENTE   ANTERIOR
LEYENDAS URBANAS
España es el segundo país más ruidoso del mundo, por detrás de Japón, según el ranking mundial de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Más de 9 millones de españoles conviven con niveles de ruido que sobrepasan los 65 decibelios, máximo recomendado por la OMS.
Tras crecer de forma alarmante en los últimos años, la contaminación acústica está cada vez más presente en nuestro día a día al estar directamente relacionada con el tráfico, el transporte, la construcción, la industria o las actividades lúdicas, entre otros focos.

Hablamos de contaminación acústica cuando el ruido es molesto y afecta de forma negativa a nuestra calidad de vida. Pero, además, causa molestias, riesgos o daños tanto fisiológicos como psicológicos e interfiere en las actividades cotidianas como, por ejemplo, la comunicación oral o el descanso. Uno de sus riesgos es que cuando los síntomas del daño son perceptibles, los trastornos ya han afectado al organismo. De hecho, la pérdida de audición no suele ir acompañada de dolor.

La gravedad de sus efectos está condicionada por la intensidad y por el tiempo durante el que estamos sometidos a estos ruidos.

Sensación producida en
el oído por el movimiento
vibratorio de los cuerpos.
Sonido inarticulado
molesto o dañino.
Ausencia de ruido.
Unidad que se emplea para medir
el sonido. 65 decibelios es el nivel
máximo recomendado. Durante la
noche, se marcan unos niveles de
ruido inferiores, sobre los 30dB,
para obtener el que se requiere para
el descanso.

Los daños por ruido están determinados por factores físicos y sociopsicológicos. Según el estudio Ruido y salud, realizado por el Observatorio de Salud y Medio Ambiente (DKV Seguros – ECODES – GAES, 2012), los factores físicos más destacados son la energía sonora, el tiempo de exposición y las características del sonido. A nivel sociopsicológico, las variables son más subjetivas, remarcando la importancia de la sensibilidad individual, el tipo de actividad que realiza el receptor y las expectativas de calidad de vida.

Centrando la atención en los problemas que puede acarrear el ruido a la salud, estos son los principales trastornos:

Incremento de la tensión arterial, del ritmo cardiaco y respiratorio. El ruido aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares e infartos cerebrales.
Causa directa de estrés, irritabilidad y falta de atención. Provoca problemas de rendimiento, reduce el estado de alerta y genera trastornos del aprendizaje. Si la exposición es continua y prolongada en el tiempo, puede intensificar el desarrollo de trastornos mentales, aunque no causarlos.
Impedimento clave para conciliar el sueño, lo que provoca cansancio, reducción de la capacidad de concentración e incluso del rendimiento. Si logras conciliar el sueño, pero el descanso se ve influido por el ruido, esta situación aumentará los movimientos corporales y alterará tanto el pulso como la respiración.
La pérdida de audición es uno de los riesgos más frecuentes, siendo difícil de detectar, pues no se manifiesta hasta que el daño ya está hecho.

El silencio no es más que la ausencia de sonidos, aunque en muchas ocasiones es una fuerza muy poderosa. Hay a quien le produce temor e intenta evitarlo a toda costa a través de la televisión, la radio,… Sonidos que evitan la aparición del poderoso silencio.

Sin embargo, no hay porque tenerle miedo. Está demostrado que es beneficioso para la salud mental y física. Favorece la relajación, reduce la presión sanguínea y disminuye el estrés.

Es una oportunidad para buscar la armonía con uno mismo, recargar energías y ser consciente de la realidad.

Si estás rodeado de ruido, es importante que intentes protegerte con el objetivo de encontrar un oasis de paz que refuerce tu bienestar. ¡Estas son algunas recomendaciones!

EN CASA A la hora de elegir tu vivienda habitual, si es posible, asegúrate de que está aislada acústicamente de forma adecuada. Fíjate en el entorno y huye de zonas con muchos tráfico o cercanas a fábricas, aeropuertos, estaciones de tren,… En el interior, apuesta por las alfombras y las cortinas.

EN TU VIDA COTIDIANA Controla el volumen de la televisión y de la radio. Si usas auriculares en tu reproductor de audio o en el manos libres de tu teléfono móvil, evita usarlo durante largos periodos de tiempo a un volumen más alto del habitual.

EN CASA Nadie mejor que tú conoce el lugar en el que desarrollas tu jornada laboral. Si existen ruidos molestos, exige la aplicación de las normas de prevención de riesgos laborales. Utiliza tapones u orejeras si es necesario.

La degustación de una buena comida o la satisfacción tras una sesión de running son acciones que generan felicidad. Junto a ellas, algo tan sencillo como escuchar música. Una actividad al alcance de todos y que permite que nuestro organismo libere endorfinas, las hormonas de la felicidad.

Excelente compañía, la vida se llena de color si se acompaña de una buena banda sonora. Canciones que nos sirven de vía de escape en momentos tristes, canciones que nos recuerdan personas que han marcado nuestra vida, canciones que nos hacen bailar,… Notas musicales que suenan, de fondo o en primer plano, enriqueciendo la experiencia vital.

Pero hay mucho más… Beneficios de escuchar música que ni siquiera has podido imaginar. ¿Qué puede lograr una buena canción?
Aumenta la concentración y aísla de distracciones
Genera bienestar y refuerza la autoestima
Facilita la relajación.

Sentarse a la mesa con música de fondo es una buena elección que mejora la digestión, favorece la sensación de bienestar y refuerza el estado de ánimo.
Conseguir un ambiente relajado con la música como protagonista y combinada con una iluminación adecuada, sabrosos platos y buena compañía es la situación idónea para disfrutar de la comida de forma relajada. De este modo, la cantidad de alimentos ingeridos será menor (hasta un 18% menos según un estudio de la Universidad de Cornell publicado por Psychological Reports) y se comerá lentamente, aumentando la sensación de saciedad.
SUGERENCIAS

PICADA DE PAVO Y POLLO