ENTRA EN WWW.MOMENTOSSERRANO.COM
Y DISFRUTA DE NUESTRAS RECETAS
QUIENES SOMOS NUESTROS PRODUCTOS ENCUENTRANOS
DEPORTE & ALIMENTACION
VIVE LA VIDA VIDA SALUDABLE MANTENTE EN FORMA VIDEO RECETAS
PASATE A SERRANO
 
SIGUIENTE ANTERIOR
Zumos y Bsatidos - Bebete el verano
Suben las temperaturas y con ellas la necesidad de ingerir líquido en abundancia. Sabes que el agua debe ser, como siempre, la base de tu hidratación diaria. Pero puede acompañarse de otros alimentos y bebidas para disfrutar de los sabores de la primavera y el verano.
Ahora que se alargan los días, llega el calor y cambia el ritmo de vida, los zumos y batidos apetecen más que nunca. ¿Te animas? Son una opción muy recomendable para hidratar el organismo, refrescarse y recuperar líquidos perdidos. Además, si eliges bien la combinación de ingredientes, estarás ante una fórmula que te aporta muchos beneficios:

1. Bajo aporte calórico
2. Funciones depurativas
3. Nutrientes
4. Vitaminas y minerales
5. Agua en abundancia
Zumos, batidos
y smoothies...
¿Cuál es la diferencia?
La diferencia está en los ingredientes y en la preparación, que
tiene como resultado una consistencia y textura determinada.
Zumo
Utilizando la licuadora, los zumos solo tienen como ingredientes las frutas naturales que, una vez licuados, se integran en una refrescante bebida. ¡Pura energía!
Las licuadoras por compresión o prensado en frío son más lentas que las centrífugas, pero también más eficientes. Consiguen extraer una mayor cantidad de zumo y no exponen la fruta ni al calor ni a la oxidación, lo que permite respetar sus propiedades.
Smoothie

Considerado un batido, la diferencia es una consistencia algo más espesa. Especialmente cremoso, se elabora tomando como base un zumo o batido de fruta. A esto se le añade un ingrediente congelado como, por ejemplo, un yogurt o un helado. Puede o no llevar leche.
Batido
La licuadora se sustituye por la batidora para preparar, a velocidad baja o media, una bebida donde entran en juego los sólidos. El resultado es una bebida con más cuerpo que combina la fruta con otros ingredientes como la leche, el helado o el yogurt. Fuera de los batidos de fruta están los que se basan en dulces helados para ofrecer sabores irresistibles como chocolate, vainilla,… ¡Deliciosos!
Se dice que el batido no es una bebida, sino una comida. Los ingredientes, a diferencia de en el zumo, se ingieren con la fibra. Esto significa que el batido tiene efecto saciante.
 
 
Refrescantes, sabrosos y nutritivos. Sabes que tienes que incluir cinco raciones de fruta y verdura al día y los zumos son un aliado perfecto.

Solo tienes que elegir los ingredientes que compondrán la deliciosa bebida. El resultado, además de delicioso, te aportará los valores nutricionales de la fruta o verdura elegida: vitaminas, minerales, hidratos de carbono,… Sin olvidar la energía y el agua.

Si eres deportista, los zumos te ayudarán a suplir el potasio perdido durante el ejercicio físico o la actividad.

Di sí a los zumos y batidos, pero sin abusar. Es una realidad que el consumo de zumo aumenta sin cesar, pero hay que andar con ojo en dos cuestiones:

• ¡Que los zumos no eviten la ingesta de agua!

• Un zumo puede sustituir a una pieza de fruta, ¡pero no cambies frutas por zumos por sistema!

Si te decantas por las verduras verdes no se recomienda que añadas lácteos. Lo que sí será un acierto seguro es mezclar las verduras con manzana, le dará el toque dulce que estabas buscando. Te recomendamos probar con apio, berros, pepino, espinacas o acelgas.

Cuándo tomarlos. Cuando quieras combatir la hinchazón en las piernas, la anemia o la retención de líquidos.

Si te gustan las zanahorias o la calabaza, lo tuyo es el naranja. Eso sí, ¡la calabaza cruda ni pensarlo!

Cuándo tomarlos. Beneficiosos para la salud ocular, calman las dolencias bucales y las irritaciones de la piel.

Los zumos o batidos rojos tienen al tomate y a la remolacha como estrellas. Ricos en vitamina C, contienen potasio, magnesio, licopeno y antocianinas.

Cuándo tomarlos. Frente al colesterol alto y la hipertensión, es depurativo y está indicado en trastornos cardiovasculares.

Olvida el clásico zumo o batido de frutas y dale una oportunidad a los cada vez más populares zumos o batidos de verduras. ¡Dos claves! La primera, elegir el momento adecuado para tomarlos: lo mejor, entre horas, ya sea a modo de aperitivo o como un almuerzo. La segunda, saber combinar los ingredientes. En esta ocasión, la cosa va de colores…

• Si no tomas leche, sustitúyela por leche de avena o por bebida de soja.

• Utiliza siempre frutas maduras.

• Si te apetecen frutas con mucho zumo, combínalas con yogur o helado que te permita espesarlo.

• Si son frutas más consistentes y con menos
zumo, añade leche.

PECHUGA DE PAVO FINAS HIERBAS

 PAVO TRUFADO FINAS LONCHAS